martes, 13 de agosto de 2019

El Museo Etnográfico de Villarrubia de los Ojos muestra la belleza del entorno paisajístico de Las Tablas de Daimiel y los Ojos del Guadiana


La Sala de Audiovisuales del Museo Etnográfico San Isidro de Villarrubia de los Ojos (Ciudad Real) acoge hasta el 31 de agosto la Exposición-Proyección “En un lugar de La Tierra… entre llanura, ojos, tablas y sierra”, una muestra del conjunto paisajístico, natural e histórico-cultural de los parajes y el entorno de Las Tablas de Daimiel y los Ojos del Guadiana.

Un ejemplo del trabajo que viene realizando durante años el villarrubiero y Licenciado en Historia y Geografía David García Urda, a través del proyecto “Paraísos Manchegos”, quien ha estudiado y filmado, junto con otro experto de la naturaleza salvaje de estas tierras, Conce Sepúlveda, diferentes especies de fauna y flora , algunas de las cuales resultan aún muy desconocidas por el gran público.

Esta actividad, que organizan en colaboración con el Ayuntamiento de la localidad, pretende dar a conocer el patrimonio y el potencial paisajístico y ecológico del que goza el entorno más próximo a Villarrubia de los Ojos, como son los humedales manchegos del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel o los Ojos del Guadiana. Todo ello a través de imágenes, pósters didácticos y la proyección de 500 videos que suman unas 24 horas de duración sobre la historia y la geografía de la localidad manchega.

Además de la porción de la llamada Llanura Manchega, la más extensa de la península y que comparten los municipios de Villarrubia de los Ojos y Daimiel, esta proyección muestra otras zonas de alto valor geográfico como la Sierra de la Virgen, localizada en los municipios de Villarrubia de los Ojos y Fuente el Fresno, ubicada dentro de los Montes de Toledo.

El alcalde, Miguel Ángel Famoso, quien ha visitado recientemente esta muestra junto al concejal de Turismo, Luis Amancio Párraga, se muestra muy satisfecho del trabajo realizado por David García Urda, gracias al cual se dan a conocer muchos e interesantes aspectos de la vida natural de nuestros ecosistemas que de otra manera pasarían inadvertidos.

Por su parte, Luis Amancio Párraga considera que esta es una oportunidad única para fomentar el conocimiento del mundo natural y del entorno rural del municipio y a su vez, dar a conocer a las personas que se acercan a visitarnos todo el potencial turístico y ecológico de nuestra tierra.

Es por ello que, animan a la ciudadanía a acercarse hasta el Museo Etnográfico para contemplar y descubrir los secretos de estos singulares escenarios que rodean a Villarrubia de los Ojos, y que a su vez son algunos de los parajes de mayor belleza, contraste, biodiversidad y legado patrimonial de las tierras quijotescas.

Fuente: https://www.miciudadreal.es/2019/08/13/el-museo-etnografico-de-villarrubia-de-los-ojos-muestra-la-belleza-del-entorno-paisajistico-de-las-tablas-de-daimiel-y-los-ojos-del-guadiana/

jueves, 18 de julio de 2019

27 de Julio XXIII Festival Nacional de Folklore Ciudad de Daimiel

Será la noche del 27 de julio de 2019 a las 22:00 horas, media hora antes que en años anteriores, cuando la Plaza de España de Daimiel se llene de patrimonio, tradición, cultura y folklore. La veintitrés edición del Festival Nacional de Folklore “Ciudad de Daimiel” se puso en marcha hace muchos meses y en unos días será una realidad. 
En esta nueva edición participarán el Grupo Folklórico “MANANTIAL DEL VINO” de Tomelloso (Ciudad Real), la Asociación Folklórica “LA BESANA” de San Vicente de Alcántara (Badajoz), la Asociación de Danzas de VILLALBILLA DE BURGOS (Burgos) y la Asociación Folklórica “VIRGEN DE LAS CRUCES” en calidad de organizadora del evento.
Previo al festival, a las 21,00 horas aproximadamente, los cuatro grupos llevarán a cabo un pasacalles desde la estación de autobuses que los dirigirá hasta el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Daimiel, donde serán recibidos por las autoridades locales para proceder a un intercambio de recuerdos y agradecimientos, siendo el recorrido de dicho pasacalles la Calle Jesús, Parterre y Calle Virgen de las Cruces.
Desde Tomelloso, ciudad de vino y bombos salpicados entre cepas, llegará el Grupo Folklórico “MANANTIAL DEL VINO”. Con una larga trayectoria que comenzó en el año 1983, y siendo uno de los grupos fundadores de la Federación Castellano Manchega de Asociaciones de Folklore, destaca de esta singular agrupación su vestimenta que se basa en el espíritu trabajador de los hombres y mujeres de este lugar de La Mancha, haciendo especial referencia a los trajes de faena, el ropaje diario y casi exclusivo de muchos tomelloseros y tomelloseras durante gran parte de su vida. Son ropas resistentes pero lo suficientemente elásticas para permitir realizar el duro esfuerzo físico en los trabajos del campo. Un vestuario pensado para que perdure en el tiempo.      
En su ya desarrollada trayectoria, Manantial del Vino, ha trabajado por mantener el folklore de la Mancha, además de pasear con orgullo el nombre de Tomelloso a través de su participación en distintos festivales y eventos por todo el territorio nacional e internacional.


Organizan anualmente un Festival Internacional en la ciudad de Tomelloso al que acuden grupos de referencia del panorama nacional e internacional. El lugar elegido para el desarrollo de este evento es la Plaza de Toros y este año se celebrará el día 17 de agosto de 2019, día en que la Asociación Folklórica Virgen de las Cruces participará y llevará sus canciones más daimieleñas hasta uno de los mayores viñedos de la Mancha.
            Desde San Vicente de Alcántara en Badajoz devolverá la visita a la Asociación Folklórica Virgen de las Cruces la Asociación de Coros y Danzas “LA BESANA”. 


            “Besana” significa primer surco que se abre cuando se empieza a arar un campo. El nombre de esta Asociación los identifica perfectamente ya que esa es su principal labor en el mundo que nos atañe, folklóricamente hablando. Poco a poco van enraizando y labrando un futuro prometedor para el folklore de San Vicente de Alcántara y de Extremadura en general, con su buen hacer y con el mimo con el que tratan el importante patrimonio que han heredado de sus mayores.
            En el programa de televisión “La Faltriquera” que mensualmente realiza la Asociación Folklórica Virgen de las Cruces junto a Daimiel Televisión y que está disponible en la página de Youtube de nuestra Asociación https://www.youtube.com/channel/UCyWaMcBq0mOHvCbjA8uAg5Q pueden conocer visualmente el trabajo, indumentaria y el desarrollo del X Festival de Folklore Sanvicenteño en el que los componentes de la Asociación daimieleña tuvieron el gusto de participar el pasado día 26 de enero de 2019.
Unidos a la Federación Extremeña de Folklore, llama la atención su indumentaria en la que representan los trajes más característicos de su comunidad autónoma. San Vicente de Alcántara cambió de distrito de Cáceres a Badajoz hace relativamente pocos años y por ello guardan mucha influencia de la indumentaria cacereña. Destaca el traje de campuzo cacereño, el de Montehermoso (Badajoz) popularizado por las pinturas de Soroya y el traje de Don Benito o traje de Badajoz.
En la Besana no sólo presumen de indumentaria, también lo hacen de contar con un repertorio muy amplio en el que con sumo cuidado custodian el “Fandango de San Vicente” que es la pieza más conocida del folklore de San Vicente de Alcántara.
La Asociación de Coros y Danzas “La Besana” sin lugar a dudas con su actuación, levantará de sus asientos al público asistente a esta veintitrés edición del Festival Nacional “Ciudad de Daimiel”
La tercera Asociación que nos acompañará, será la Asociación de Danzas de Villalbilla de Burgos que fue creada en el año 1992 por iniciativa del APA del colegio de esta localidad que decide incluir el Folclore Castellano como actividad extraescolar y de esta forma fomentar la cultura tradicional, castellana en general y burgalesa en particular entre los escolares.
La asociación hace un recorrido por el folklore castellano, con especial incidencia en el folklore burgalés, que es uno de los más ricos del país.
            El grupo participa en Festivales, Fiestas Patronales, Misas Castellanas, Romerías, Bodas y amenizan momentos importantes con el folklore castellano. 


Los componentes de la escuela Infantil y Juvenil aseguran el futuro del Grupo y cabe destacar su participación en las muestras de folclore burgalés organizadas por la Diputación de Burgos y en los festivales benéficos de UNICEF y Síndrome de Down, en el que en este último no solamente quieren darle visibilidad al folklore sino a la responsabilidad social a las personas con discapacidad. Anualmente organizan el Festival Infantil de la Asociación en Villalbilla de Burgos con la participación de diversos grupos de la provincia.
            Todos los años con motivo de los Sagrados Corazones, festividad que se desarrolla en junio celebran el Festival de Folklore “Los Corazones” en el que invitan a otros grupos de danzas con el fin de difundir su folclore. 
Además organiza el Festival de Verano, donde llevará este año su repertorio manchego y daimieleño la Asociación Folklórica Virgen de las Cruces el día 10 de agosto de 2019, así como un Festival de Navidad.
El punto y final de este Festival lo pondrá la Asociación Folklórica “Virgen de las Cruces”, que sobre el escenario nos dejarán piezas como el fandango “rajeao o rasgueao” de Daimiel, la jota de romería de Manzanares, la rondeña de Navalcán y su aplaudida jota vieja de Daimiel. 


Muchos años han pasado desde que esta Asociación diera sus primeros pasos y se ha ido reinventando con el paso del tiempo con el fin de ocupar un hueco entre la sociedad daimieleña.
El tener decenas de actividades durante todo el año no cesa en su empeño de seguir apostando por el rescate de tradiciones y por transmitir el rico legado folklórico que tiene nuestra ciudad promocionando, un año más, su Escuela Local de Folklore incluyendo en la misma nuevas actividades que permitan traer a nuestros días antiguos oficios ya casi desaparecidos como pueden ser el trabajo del esparto y las elaboraciones de indumentaria tradicionales. Otras actuaciones repartidas en el calendario mensual son las que tienen por delante en las semanas venideras, como la que harán junto a los más mayores en la Residencia Virgen de las Cruces a finales de julio en el día de San Joaquín y Santa Ana, los bailes en honor a San Roque a mediados de agosto así como a la Virgen de las Cruces en su Santuario el próximo día 8 de septiembre en horario de tarde. 
Este año 2019 es muy importante para la Asociación Folklórica Virgen de las Cruces ya que se ha propuesto un gran reto junto a la Federación Castellano Manchega de Asociaciones de Folklore y es la organización de las XXII Jornadas Regionales de Folklore de Castilla La Mancha. En estas jornadas se dan cita grupos de toda la geografía castellano manchega e incluso de otras comunidades autónomas durante todo un fin de semana, concretamente los días 8, 9 y 10 de noviembre, donde Daimiel respirará folklore por todos sus poros. El patrimonio de Daimiel será junto con nuestro folklore manchego un escaparate para toda la región. En la jornada del sábado los asistentes se formarán en diferentes cursos ofertados por la Federación de Folklore y el grupo anfitrión mostrará y enseñará a los asistentes una de las piezas claves del muestrario daimieleño para que una vez aprendida, sea incluida en el repertorio del resto de grupos, evitando de esta forma la desaparición de la misma.


Al finalizar la jornada de aprendizaje y convivencia del sábado, llegará el día de la gran Gala de Clausura el domingo día 10 de noviembre, donde a partir de las 12,00 horas de la mañana tendrá lugar en el Teatro Ayala la entrega de insignias de oro por parte de la Federación para posteriormente poder ver un gran espectáculo  de música, baile e indumentaria con parejas de todos los grupos participantes federados. Será un acto gratuito y difícilmente repetible en nuestra localidad, con lo que invitamos a todos a no perder esta oportunidad.
Pero antes quedan más que invitados a otro gran Festival, al Festival Nacional Ciudad de Daimiel, que este año adelanta media hora su comienzo respecto a otros años, empezando a las 22´00 horas de la noche del 27 de julio en la Plaza de España de Daimiel. 

Asociación Folklórica Virgen de las Cruces de Daimiel


FUENTE https://www.daimielaldia.com/2019/07/17/xxiii-festival-nacional-de-folklore-ciudad-de-daimiel/

domingo, 14 de julio de 2019

Del 18 de Julio al 15 de Agosto Exposición 'Miguel Fisac, Mirada' en el Centro del Agua de Daimiel


Difundir la obra del arquitecto Miguel Fisac (Daimiel, 29 de septiembre de 1913-Madrid, 12 de mayo de 2006) ese es el objetivo de la exposición "Miguel Fisac. La exposición plantea una presentación gráfica y fotográfica, sencilla, en una mirada, de la obra fundamental de Fisac, haciendo especial hincapié en el antiguo Instituto Laboral (Centro del Agua). 

La exposición esta dividida en cuatro bloques temáticos: Equipamiento; Espacio religioso; Investigación e industria; Vivienda y urbanismo.

En cada uno de los apartados, hay una selección de sus obras más significativas, imágenes, planos (en cada apartado se incluyen planos de alguno de los proyectos) y fotografías originales e impresas. La exposición se completa con una maqueta del Instituto Laboral de Daimiel, actual Centro del Agua, y dos asientos diseñados por Miguel Fisac.

"Miguel Fisac. Mirada"de la Fundación Miguel Fisac, del Colegio de Arquitectos de Ciudad Real. En la sala de exposiciones temporales del Centro del Agua, dónde permanecerá abierta del 18 de julio al 15 de agosto de 2019.


HORARIO DE VISITA:
Del 18 de julio al 15 de agosto de 2019
Martes a Sábados: de 10.00h a 14.00h Domingos y Festivos: de 11.30h a 14.00h Cerrado: primeros domingos de mes

lunes, 24 de junio de 2019

Con la mirada en Las Tablas de Daimiel


Más de 4,6 millones de personas han visitado Las Tablas desde su declaración como parque nacional en 1973 hasta diciembre de 2018.

Las administraciones trabajan desde hace años en el fomento del turismo como motor económico y de empleo, aunque ha sido esta última legislatura cuando se ha puesto un mayor énfasis en el reto de incrementar el porcentaje que representa este sector en el global del Producto Interior Bruto (PIB). 

Partidas presupuestarias más elevadas, proyectos ambiciosos y una apuesta por la calidad escenifican la revolución turística iniciada en la provincia. Hay territorios, con escasos recursos, en los que han tenido que tirar de imaginación para subirse a esta ola;otros, como Daimiel y Villarrubia de los Ojos, tienen una joya en forma de humedal sobre la que han planificado su estrategia.

Las Tablas de Daimiel, declarada parque nacional el 28 de junio de 1973, es un humedal prácticamente único en Europa, último representante del ecosistema denominado tablas fluviales, antaño característico de la llanura central de la Península Ibérica. Fue a partir de 1980, con la inauguración de sus populares pasarelas y la apertura de la primera oficina de turismo, cuando comenzó a recibir una mayor afluencia de visitantes. Desde entonces y hasta el 31 de diciembre de 2018, un total de 4.682.444 personas han visitado este espacio protegido, lo que representa una media anual de 120.623 visitantes.

El director de Las Tablas de Daimiel, Carlos Ruiz de la Hermosa, asegura que «el reto no es incrementar el número de visitas, sino conseguir que el visitante tenga un perfil más naturalista y pase más tiempo en el entorno, contribuyendo a crear riqueza». Recuerda que el parque nacional es «pequeño» y que el objetivo sería «mantener la cifra media de unos 180.000 visitantes de los últimos cinco años». El récord se produjo en 2010 con cerca de 400.000 personas, justo un año después del triste episodio de los incendios de turbas. La dirección del parque habilitó cuatro senderos, abrió un segundo centro de visitantes en el Molino de Molemocho e inauguró un punto de venta de artesanía, productos agroalimentarios y merchandising en diciembre de 2015.

Para evitar que el turista de Las Tablas se marche directamente a la vecina localidad de Almagro tras la visita al parque nacional, el Ayuntamiento daimieleño y los empresarios de la localidad llevan años trabajando para diversificar la oferta turística y ofrecer un servicio de calidad, con el fin de que estas personas entren a comer y comprar a la ciudad e, incluso, pernocten en alguno de sus establecimientos hosteleros. Ylo han hecho, en la mayoría de los casos, aprovechando las subvenciones para las áreas de influencia socioeconómica de los parques nacionales que cada año convoca el Organismo Autónomo Parques Nacionales (OAPN).

Ruiz de la Hermosa apunta, por ejemplo, a las ayudas concedidas para el desarrollo del proyecto integral en el entorno de la laguna de Navaseca, entre las que se encuentra una partida de más de 200.000 euros para la construcción de una balsa de tormentas; para el yacimiento arqueológico de la Motilla del Azuer, que desde su apertura en 2014 ha recibido 38.115 visitantes; e incluso para la primera fase de las obras de restauración de la Venta de Borondo. Este inmueble quijotesco, declarado Bien de Interés Cultural (BIC), es una de las asignaturas pendientes de cara al futuro, ya que posee un enorme potencial turístico.

empresarios. «Si echamos la vista atrás unos años, hemos mejorado bastante». Jesús Pozuelo, presidente de la Asociación Turística Tablas de Daimiel, mira al futuro con optimismo y vincula el éxito del sector a «una apuesta decidida por la calidad». Destaca, en este sentido, el esfuerzo realizado por los establecimientos hosteleros para ofrecer al visitante «una oferta de restauración de calidad», en el marco del Sistema Integral de Calidad Turística en Destino. Desde la Oficina de Turismo confirman que una docena de empresas de la localidad cuentan ya con el sello Sicted, un distintivo al que aspiran nuevos negocios en este 2019.

El objetivo, explica Pozuelo, es que el visitante de Las Tablas pase después a la ciudad a comer o hacer compras, para lo que se instalarán vallas de promoción y se embellecerá el acceso a la localidad desde el parque nacional. «Calidad y promoción», insiste el presidente de la Asociación Turística Tablas de Daimiel, que hace hincapié en que las pernoctaciones, aprovechando los nuevos reclamos turísticos del municipio, es otro de los retos a medio plazo. Actualmente existen plazas de alojamiento «suficientes», 270 camas (más algunas supletorias) repartidas en cuatro hoteles, de tres y dos estrellas, un hotel rural, un hostal y tres casas rurales. Sólo existen algún problema puntual en los puentes oSemana Santa.

Hay además dos empresas de ecoturismo que organizan visitas al Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel y la laguna de Navaseca, mientras que el Ayuntamiento gestiona directamente la Motilla del Azuer. En este sentido, Jesús Pozuelo demanda «un estudio de capacidad de carga de visitantes» para este yacimiento arqueológico, «para una mejor gestión» de este recurso turístico en auge.

Las Tablas son la joya de la corona de Daimiel y comarca. Todo los recursos giran en torno a este espacio natural. Y de eso, también es consciente el Ayuntamiento, pues «solo el hecho del nombre de Daimiel contribuye a la divulgación y conocimiento de nuestro municipio», comenta su alcalde, Leopoldo Sierra. A partir de ahí, empiezan a fluir actividades relacionadas con este ecosistema. 

Sucede con las empresas de turismo activo con visitas guiadas al humedal y otras tantas actividades. Sin embargo, el Consistorio daimieleño considera necesarias otras acciones que favorezcan que el visitante entre a la propia localidad. Y con ese reto encima de la mesa, el equipo de Gobierno trabajará en la renovación del Centro de Interpretación del Agua para hacerlo «más atractivo al visitante» y posibilitará la accesibilidad en la Motilla del Azuer para quienes por razones físicas no pueden desplazarse hasta la fortificación de la Edad del Bronce. El objetivo, «persuadir al turista a entrar en la localidad y hacer uso de sus servicios, ya sean hoteles, restaurantes y otra prestaciones relacionadas en este sentido con el sector». Todo ello, sin olvidar otras acciones ya emprendidas como la Laguna de Navaseca o la Venta de Borondo, «donde hemos dispuesto los medios de los que disponíamos para contribuir a su conservación».

Las Tablas siempre han estado ahí. «Regalándonos un ecosistema excepcional y único en Europa» al igual que lo es La Motilla del Azuer como yacimiento arqueológico. El Consistorio, dentro de sus competencias, ha perseguido apostar por el turismo rural e impulsar proyectos al objeto de establecer nuevas herramientas que permitan diversificar la economía en el medio rural. Fiel reflejo de ello, ha sido la implantación en el último año del sello Sicted en establecimientos y servicios de la localidad, pues «siendo conscientes del despertar del turismo rural queremos seguir apostando en dos términos: calidad y nuevas herramientas como permitir una visita virtual a la Motilla del Azuer desde el Museo Comarcal».

Diferentes iniciativas que hacen de la Marca Daimiel un referente a otros niveles. Así sucedió, recuerda Sierra, con el Congreso de Ecoturismo del que salió la ‘Declaración Daimiel’ sobre ecoturismo y con los dos congresos internacionales de musealización y puesta en valor del patrimonio cultural Leagatum 2.0, pues «también es importante conjugar racionalmente la oferta y demanda de nuestra riqueza cultural y natural si queremos que el turismo funcione e impulse la economía de la zona». Y todo ello, con la mira puesta en Las Tablas.

viernes, 21 de junio de 2019

El Verano 2019 en Las Tablas de Daimiel

Enea
El verano llega a las Tablas de Daimiel, los días se van alargando, el sol ilumina y calienta con fuerza, es en esta estación del año cuando mayor valor tiene el parque para la fauna de la región, constituyéndose como un oasis de vida y agua en mitad de la seca llanura manchega.

Las escasas lluvias de esta primavera pasada no impiden que Las Tablas de Daimiel afronten el verano con 650 hectáreas inundadas, lo que suponen casi el 40% de su superficie inundable. Este es un momento ideal para poder disfrutar de la riqueza natural del Parque nacional.
Las elevadas temperaturas de los meses de Julio y Agosto hacen que la actividad de la fauna se concentre en las primeras y ultimas horas del día, siendo preferible recorrer el parque y visitarlo al amanecer y al atardecer, evitando siempre  las horas centrales del día, momento en el cual las aves se refugian del calor y “sestean”.

En estas fechas, son muchas las flores y arbustos que empiezan a engordar sus yemas para dar paso a los frutos y semillas que completaran el ciclo. Las plantas del humedal aun conservan los colores verdes intensos de la primavera, el Carrizo, la Enea con sus flores llamados coloquialmente “puros”, o la Masiega. La nota de color la marcan las flores rosadas de la Salicaria, el Malvavisco, y los pequeños ramos del Limonio, especie de suelos salinos endémica de este parque nacional.

Al atardecer resuenan en todas partes el canto de la Rana común la ranita de San Antonio y el Sapillo pintojo, si miramos con detenimiento el agua podremos ver  multitud de cangrejos junto a renacuajos y Gambusias en las aguas. En las horas centrales del día, toman el sol desde la vegetación de las orillas el Galápago europeo y la Culebra de agua.

MasiegaEl verde del humedal contrasta con los colores ocres y amarillos de los campos de cultivo cercanos, donde tras la siega, es fácil ver bandos de cientos de patos,Anade real y Anade friso principalmente que salen a alimentarse. En estas semanas del verano, son muchas las aves que después de su viaje transahariano. Aprovechan el refugio de las tablas para sacar adelante a sus pollos, durante todo el día, los adultos alimentan a sus crias, con algas, insectos, cangrejos, siendo fácil observar a los somormujos, fumareles o las gaviotas ocupadas con estas tareas.

Otras aves que podemos observar son el pato malvasia el pato colorado y la garza imperial que cría entre los masegares. La buena situación hídrica de las Tablas de Daimiel, hace que sea este, un año excepcional  para la cría de la fauna del parque dato importante especialmente para la Garcilla cangrejera y la focha cornuda, ambas en peligro de extinción.

Garcilla CangrejeraEn los meses de Agosto, el paso migratorio otoñal, coincide con el descenso de los niveles de las laminas de agua del rio Guadiana y el rio Cigüela, concentrandose al final del verano multitud de peces y cangrejos. Y son cientos las grandes aves como las cigüeñas, Garcetas, Garcillas cangrejeras, las que llegan al  parque para alimentarse en las riberas. Sobrevolando el humedal se pueden ver numerosos bandos de viajeros limicolas, como el Combatiente, Cigüeñuelas, Avocetas, Archibebes, Correlimos y Aguja Colinegra entre otras especies.

Los pollos de aguilucho lagunero rapaz habitual en las tablas ya sobrevuelan el humedal, otras rapaces que también se pueden observar en este humedal son el cernícalo primilla muy abundante en los cultivos y campos del entorno, y al atardecer el Mochuelo común o la lechuza.

Fuente: ECODESTINOS Todos los Derechos Reservados


viernes, 14 de junio de 2019

Las Tablas de Daimiel mantienen inundadas 625 hectáreas del Parque


El Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel, en la provincia de Ciudad Real, mantiene inundadas 625 de las 1.750 hectáreas de terreno que son susceptibles de encharcarse de manera natural.

El Director del Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, Carlos Ruiz de la Hermosa ha señalado que durante el mes de mayo no ha llovido nada en el parque nacional ni en su entorno, por lo que las esperadas lluvias de la primavera han sido escasas, lo que tiene un importante reflejo en los niveles de inundación del parque.

A algo más de una semana de que comience el verano, el parque se encuentra inmerso en un proceso de desecación que le llevará reducir notablemente su inundación hasta llegar a las 175 hectáreas a principios del otoño, según ha explicado este jueves a Efe Carlos Ruiz de la Hermosa.

En cualquier caso, ha apuntado que el río Guadiana sigue aportando "un poco agua" al parque, que cesará en las próximas semanas.

El último dato de aforo que disponía el parque era de mediados de mes y entraban unos 150 litros por segundo al parque, sin embargo, ha dicho Ruiz de la Hermosa, "en estos momentos el caudal de agua es mucho menor y acabará de llegar al parque en una semana".

Las escalas de medida de la zona inundada entre el Molino de Molemocho y el dispositivo hidráulico de El Morenillo han bajado unos 12 centímetros, si bien en la zona del parque conocida como Las Cañas se mantienen los niveles.

En este sentido, ha matizado que la zona inundada del parque se distribuye por la parte suroeste del espacio protegido, quedando completamente seca la zona noreste, donde se está produciendo una importante colonización de tarayes y carrizo, sobre los que "habrá que actuar" con trabajos silvícolas.

Ruiz de la Hermosa ha comentado que en el lado más positivo está en que en la zona inundada del parque, en Las Cañas, se mantienen las praderas de ovas que están sirviendo de zona de alimentación de un importante número de aves acuáticas.

En cuanto a la situación de la avifauna, ha advertido de que actualmente se está en plena época de cría, por lo que se están realizando los últimos informes técnicos que concluirán con el censo de aves nidificantes en el parque que se dará a conocer una vez que esté concluido.

En cualquier caso, ha indicado que las perspectivas son que este censo sea "más discreto" que el del año pasado, debido a que la situación del parque es distinta a la que presentaba el año pasado en la época de nidificación de las aves.

El parque nacional de Las Tablas de Daimiel es el menor de los que conforman la red de parques nacionales y, situado en el centro de La Mancha húmeda, es el último representante del ecosistema denominado tablas fluviales.

Con una superficie de 1.928 hectáreas, acoge una gran riqueza faunística, lo que le llevó en 1982 a ser declarado zona Ramsar para la protección de los humedales y, posteriormente, Zona de Especial Protección para las aves por la Unión Europea.

Fuente EFE: https://www.clm24.es/articulo/ciudad-real/tablas-daimiel-mantienen-inundadas-625-hectareas-parque-nacional/20190613184351246486.html

miércoles, 5 de junio de 2019

El Escribano Palustre se siente como en casa en las Tablas de Daimiel

/Redacción/Foto: SEO Bird Life/

El último censo realizado para determinar el estado poblacional del amenazado ‘Escribano palustre’ iberoriental en el Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel, en la provincia de Ciudad Real, ha arrojado unos buenos resultados al mantenerse su población con respecto al censo del año 2018.

Según los datos del censo que acaba de finalizar y que han sido dados a conocer por el Organismo Autónomo Parques Nacionales, la población de ‘Escribano palustre’ iberoriental se mantiene en 47-53 parejas, «lo que es una magnífica noticia considerando el estado de la especie y la situación de inundación de Las Tablas actualmente».

El censo, que ha coordinado Juan Salvador Monrós, del instituto ‘Cavanilles’ de Biodiversidad y Biología de la Universidad de Valencia, y en el que ha participado Manuel Carrasco y Carlos Ruiz de la Hermosa, técnico y director del parque nacional, respectivamente, revela la importancia de Las Tablas de Daimiel como reservorio de la especie a nivel nacional.

En este sentido, han explicado que la especie mantiene en la Península Ibérica un contingente entorno a 150-160 parejas en base a los censos de estos últimos años con tres núcleos poblacionales exclusivos que se encuentran, además de en Las Tablas, en el Delta del Ebro y en la Albufera de Mallorca.

Los últimos censos, realizados desde el año 2016, revelan una tendencia ascendente de las poblaciones en Las Tablas de Daimiel, donde en 2018 ya se estimaron unas 47-53 parejas.

Sin embargo, la situación de la especie ha ido empeorando desde que en 2005 se realizó el primer censo nacional, cuando se determinó en 254-360 el número de parejas censadas en todo el país.

En Castilla-La Mancha se encontraba el núcleo poblacional más numeroso con 160-205 (el 50 % de la población española), destacando entonces la población del Parque Nacional de las Tablas de Daimiel con 90-120 parejas.

Tras estos datos, se decidió incluir a la subespecie en el Catalogo Nacional de Especies Amenazadas en la categoría de En Peligro de Extinción.

Diez años después, en el 2015, se realizó el segundo censo nacional de la subespecie y el número de parejas censadas fue de 144-158, con un descenso de alrededor al 50 % en parejas reproductoras y una reducción ostensible en cuanto a humedales que ocupa, siendo entonces la población del Parque Nacional de Las Tablas de unas 15 parejas, cifra que ahora se ha recuperado sensiblemente.

Fuente: https://www.elconfidencialdeciudadreal.com/2019/06/04/el-escribano-palustre-se-siente-como-en-casa-en-las-tablas-de-daimiel/

Experiencias de Viajeros