martes, 14 de enero de 2020

El Humedal Manchego en Invierno


Después de los días otoñales que han traído el cambio de colores al parque, las temperaturas bajan durante la noche con mínimas por debajo de los cero grados originando heladas. Actualmente el río Guadiana no aporta caudal al parque nacional pero las aguas subterráneas nutren muy lentamente la escasa lámina de agua actual. Es de vital importancia que unas copiosas lluvias o el envío de un urgente trasvase desde la cabecera del Tajo vengan a solucionar esta situación, aumentando los niveles de las Tablas, que serán cruciales para tener una primavera fértil y llena de nueva vida.

El color del paisaje cambia, las plantas anuales como el Carrizo o la Enea llegan al final de su ciclo vegetativo y se tornan en ocres y marrones quedando unicamente la Masiega y los juncos con su tonalidad verde más oscura. Formando bonitas estampas de “Aguazales cubiertos por brumas y nieblas invernales.

Pese a que las condiciones meteorológicas son las más adversas del año. Es un buen momento para visitarlas, sin lugar a dudas una experiencia que merece la pena disfrutar si visitamos Daimiel son las rutas en 4x4 o los recorridos de senderismo. Es de destacar que si queremos realizar alguno de los recorridos de senderismo habilitados por los diferentes parajes del parque es importante ir preparado con ropa de abrigo y calzado apropiado, así como disponer de información sobre el itinerario a seguir y consultar  la previsión meteorológica.

El ciclo natural no se para, y si bien en el invierno las aves migratorias cesan en sus viajes, multitud de aves de diversas especies utilizan las Tablas de Daimiel como lugar de invernada, quedándose con nosotros durante todo el invierno hasta la llegada de la primavera fecha en la cual inician su viaje de regreso al norte.

Durante la estación del invierno es posible observar con nuestros prismáticos a multitud de especies de la familia de los limícolas, Combatientes, Cigüeñuelas, Archibebes Oscuros, Agachadizas y un sin fin de aves.



En lugares con media profundidad son las Garzas Reales, las Cigüeñas y Garcetas Comunes las que se alimentan de los cangrejos y peces al igual que los Cormoranes que durante el invierno aumentan espectacularmente su numero. Al final de la tarde, es fácil encontrar, numerosos bandos de Escribano Palustre y Gorrión Moruno, o la Bisbita Común, que utilizan los carrizales como dormidero. Especies llamativas son también el Pechiazul, o los Reyezuelos sencillos saltando entre los matorrales y tarayales de la Isla del Pan.

Aves que en definitiva utilizan el Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel lugar de descanso y larga estancia durante el invierno. Es por esto que las Tablas de Daimiel son Zona de especial protección para las aves a nivel Europeo (Zona ZEPA).

De todas las aves, las Anátidas son las más numerosas en el humedal, patos como el Porrón Común, el Pato Colorado, o las pequeñas Cercetas Comunes que aumentan en numero en estos meses de Diciembre y Enero, así como los Ánades Reales o Ánsares Comunes.

Las numerosas Fochas Comunes, son algunas de las especies habituales en Daimiel, aunque también es posible observar con suerte, a la Cerceta Pardilla, La Malvasía, el escaso Calamon, el Rascon, y rapaces como el Aguilucho Lagunero,  el Aguilucho Palido o el pequeño Esmerejón pequeña rapáz que nos visita unicamente durante el invierno.

De todas las aves invernantes, La especie más llamativa y que seguramente captara nuestra atención si visitamos en otoño las tablas, es la Grulla Común, por numero de individuos (que puede llegar a alcanzar los 8.000 ejemplares), por su tamaño con un metro diez de altura, y especialmente por el sonido que emiten durante todo el día llamado“Trompeteo”.

El sonido de Las Grullas se hace más audible al final de la tarde cuando llegan estos numerosos bandos de aves a las tablas, especialmente en las orillas del Guadiana donde tienen su dormidero, haciendo del atardecer invernal un momento inolvidable en estas Tablas de Daimiel.

Sin lugar a dudas una experiencia que merece la pena disfrutar si visitamos el parque, bien en las rutas en 4x4, o en los recorridos de senderismo con visitas guiadas.



miércoles, 1 de enero de 2020

Pese a la situación de sequía se sigue disfrutando de Las Tablas de Daimiel.

Foto: Rueda Villaverde
Es muy necesario el inminente envío de agua al Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel que actualmente mantiene inundadas 70hectáreas, un 5% del total inundaba. Una grave situación que debe paliarse en breve.

Con los servicios guiados la visita es satisfactoria
No obstante y pese a esta situación, la satisfacción del visitante que visita el humedal está asegurada con los servicios guiados muestran la realidad del humedal, su problemática, su historia. Con ellos se pueden recorrer las zonas inundadas, disfrutando de la fauna que habita en estas. Muchas de estas zonas se encuentran en zonas restringidas a las que se accede con los servicios guiados. Además este año 2020 en Las Tablas de Daimiel invernan más de 8000 grullas que se pueden observar con estos servicios guiados, adaptando sus recorridos para disfrutar al máximo del espectáculo visual y de sonido que nos ofrecen estas aves viajeras.

Te animamos que pese a la situación actual del Parque te animes a visitar el Parque Nacional con un guía, cientos de visitantes que en estos días utilizan estos servicios dan fe de ello, no hay nada más que ver los comentarios que depositan tras la actividad; Estos comentarios los encontrarás al final de la ficha de cada actividad guiada (véase un ejemplo)



Comentarios y Experiencias:
Alejandra Sánchez García - 02/01/2020
Totalmente recomendable la visita combinada al parque porque es la mejor forma de conocerlo en profundidad
MARIA JOSE NAVARRETE VERA - 19/12/2019
totalmente recomendable, sobre todo el guía y el recorrido en 4 x 4, ves espacios que no puedes ir andando
Imágenes publicadas por MARIA JOSE NAVARRETE VERA:
JAVIER PEREZ RUIZ - 14/12/2019
Lastima que el parque lo pillaramos con poca agua y niebla. Pero los guias ayudaron a comprender mejor el terreno. Gracias a la organizacion por parte de Destinos Manchegos, hemos conseguido conocer parte de la provincia de Ciudad Real. Con un solo touroperador...hemos visto todo lo que queriamos
INMACULADA GARCIA SANCHEZ - 11/12/2019
Muy recomendable.
Jesus rodriguez-campra berbel - 07/12/2019
Recomiendo esta excursión donde la organización es excelente, el contenido muy interesante y los guías muy profesionales
Concha Morenl - 03/12/2019
En la excursión venía una persona con movilidad reducida, que tuvo que caminar el trecho (corto para todos, y larguísimo para el), hasta la laguna. Estaría bien que los coches contarán con la posibilidad de llevar una silla de ruedas o, en su defecto, una silla normal plegable para esperar mientras se ven las grullas, al menos estas personas, sentado.
Imágenes publicadas por Concha Morenl:








Jose Antonio Sacido Leis - 03/12/2019
Muy bien, muy recomendable. Buenas explicaciones.
Carlos Prieto Fernandez - 02/12/2019
Experiencia absolutamente recomendable, no solo por la belleza del paisaje y el entorno, sino por la interesantísima información ofrecida por los guías. Plan perfecto para hacer en familia y concienciar a los más jóvenes de la necesidad de conocer y cuidar nuestro patrimonio y nuestra biodiversidad
Ronald Ennemoser - 02/12/2019
Una experiencia memorable, muy didáctica, amena e informativa en un paisaje singular y muy bonito. No hay comparación entre visitar un espacio como las Tablas de Daimiel por tu cuenta o con un guía cualificado, que no solo te explica el ecosistema, su valor y las amenazas, si no también el contexto geográfico y socio-cultural mas amplios.
JESUS MIGUEL PELAEZ LOPEZ - 02/12/2019
EXCELENTE EXCURSION MUY RECOMENDABLE POR AMENA, COMPLETA E INSTRUCTIVA. GUIA DARIO FABULOSO.
Mª Isabel Matrán Quiroga - 02/12/2019
Si es para las redes " horrible". Egoístamente, no quiero que la afluencia "convulsiva" destroce, el parque. Pero por mi parte, a todos lo que me pregunten y crea que su interés, no es "colgar la foto", no duden que recomendaré la visita. Total, que no sé si les sirve mi opinión, pero, se la doy.
Carmen Ortega Castejón - 27/11/2019
La visita resultó en general interesante



A continuación os dejamos algunos artículos interesantes sobre el estado del Parque Nacional.
Las Tablas pierden unos 40.000 visitantes por la sequía

El Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel perdió alrededor de 40.000 visitantes en 2019 por la grave sequía que atraviesa


Tras rozar casi los 200.000 visitantes en 2018, el Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel sufrió el pasado ejercicio un importante descenso en el número de personas que pasaron por este humedal protegido, debido a la grave situación de sequía que atraviesa, con tan sólo 74 hectáreas encharcadas a fecha a 1 de enero de este año.


Según trasladó a La Tribuna el director de Las Tablas, Carlos Ruiz de la Hermosa, el parque nacional recibió a alrededor de 150.000 personas en 2019, unas 40.000 menos que el año anterior, que se cerró con un total de 196.623 visitantes. Una cifra que también es inferior a la registrada en 2017 (170.097). «No es ninguna sorpresa», manifestó Ruiz de la Hermosa, que aludió a la «relación directa» que existe entre el encharcamiento que presenta el humedal y el número de visitantes.


Mientras que en la mayoría de parques nacionales el crecimiento de turistas es sostenido en el tiempo, como ocurre por ejemplo en Cabañeros, la evolución en Las Tablas se caracteriza por los dientes de sierra, muy pronunciados en épocas de sequía como la actual. Para colmo, la escasa lluvia registrada en la zona en 2019 hizo acto de presencia en Semana Santa, uno de los periodos de mayor afluencia de visitantes. En el lado positivo, Ruiz de la Hermosa señaló que el Parque Nacional de Las Tablas va ganando poco a poco una mayor cuota de público naturalista, un perfil de visitante con una importancia económica también para el territorio, como ponen de manifiesto las cuatro empresas de turismo de naturaleza vinculadas al humedal que operan en la actualidad.


En cuanto a la procedencia de los visitantes, la mayoría llegan de las diferentes provincias de Castilla-La Mancha, seguida de la Comunidad de Madrid. Ruiz de la Hermosa destaca igualmente la presencia de turistas extranjeros, especialmente belgas y franceses, que acuden al parque en sus autocaravanas.


Fuente: https://www.latribunadeciudadreal.es/Noticia/Z772EBEA9-DA6E-C555-2E8DDDC41172150F/202001/Las-Tablas-pierden-unos-40000-visitantes-por-la-sequia

Las empresas turísticas de Las Tablas reclaman el trasvase

Los responsables de los negocios del parque nacional han señalado que la sequía ha provocado, en 2019, un descenso de visitantes y una mala publicidad que podría derivar en el cierre de establecimientos


La Asociación Turística Tablas de Daimiel ha señalado que la sequía que acecha al parque nacional, que actualmente solo cuenta con 89 hectáreas inundadas de las 1.750 que componen su superficie, no solo afecta a la conservación del entorno, sino también al turismo de la zona y a los negocios derivados del mismo. Por tanto, desde la organización se han mostrado a favor del trasvase de emergencia de 20 hectómetros cúbicos que la Comisión Mixta del Parque Nacional solicitó hace unas semanas a la Comisión de Explotación del Acueducto Tajo-Segura para «evitar el desastre turístico que supondrá para el sector tener las Tablas de Daimiel secas, situación que ya se nota en nuestros negocios».


Así lo ha indicado esta mañana el presidente de la asociación, Jesús Pozuelo, con vistas a los datos de turismo del parque recabados en lo que va de 2019. «Hasta el 1 de octubre, por aquí han pasado 124.629 turistas», ha señalado Pozuelo, cifra que dista de la media de 185.000 visitantes recibidos en los últimos 5 años y de los que ha estimado que descenderán en 35.000 o 45.000 hasta el mes de diciembre, «lo que supondría una bajada del 20%». Respecto a esto, y con vistas a los 33 establecimientos que conforman la organización y entre los que principalmente se encuentran hoteles, restaurantes, agencias de viaje y servicios de guía, el presidente ha asegurado que el número de clientes se ha reducido en un 40%, «y esto es un problema, porque si la gente no viene y no consume, no obtenemos ese beneficio del cliente». Circunstancia que, además, considera «muy preocupante porque estamos seguros de que esto ocasionará la pérdida de empleo y el cierre de otras empresas que no podrán hacer frente a la situación». Y con esto no solo ha hecho referencia a las empresas de la localidad, sino que ha remarcado que esto «afectará también a otros establecimientos de la comarca, porque no debemos olvidar que las Tablas de Daimiel son uno de los principales recursos turísticos de la provincia».


No obstante, Pozuelo ha indicado que «sabemos que el trasvase es una medida de emergencia mientras no se solucione el problema del acuífero 23», por lo que ha alertado a las administraciones responsables de los recursos hídricos «a que den un paso más y se doten del presupuesto necesario para cumplir con el mandato del Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Nacional.


Y ante la precaria situación en la que se encuentran los embalses de cabecera del Tajo, el Entrepeñas y el Buendía, que a finales de octubre poseían un total de 456,4 hectómetros cúbicos, una situación que podría complicar la concesión final de la cesión de 20 hectómetros cúbicos solicitada por la Comisión Mixta de Parques Nacionales (puesto que el acueducto no puede quedar por debajo de los 400 hectómetros cúbicos y ya se ha garantizado el trasvase de 20 hectómetros a los regantes del Levante), Pozuelo ha relatado que «sabemos que la cantidad de agua que poseen estos pantanos hace que no salgan las cuentas si mandan el agua a Murcia, pero también hay que tener en cuenta que el uso ambiental del agua es prioritario ante el agrícola». Por tanto, el presidente de la asociación ha remarcado que «ahora, son la Comisión de Explotación y el Consejo de Ministros los que tienen que valorar la situación».


Por el momento, todavía no hay fecha para la reunión donde la Comisión del Trasvase Tajo-Segura dará o no el visto bueno a la cesión.

lunes, 14 de octubre de 2019

Otoño 2019 en Las Tablas de Daimiel

Si recorremos tranquilamente las pasarelas del interior del Parque Nacional, nos daremos cuenta de que el otoño 2019 ha llegado. Después del largo estío veraniego los días se acortan, las temperaturas bajan durante la noche a la espera de las primeras y copiosas lluvias que tan importantes son para la conservación de estos humedales manchegos.

Con poca superficie inundada, el humedal está a la espera de los Ríos Cigüela y Guadiana que todavía no aportan el caudal al parque que hará subir lentamente los niveles de las Tablas recuperando zonas secas meses atrás, para disfrute de la fauna de este espacio protegido.

El color del paisaje cambia, las plantas anuales como el Carrizo o la Enea pierden sus verdes intensos, tan representativo durante el verano y se tornan en ocres y marrones, formando bonitas estampas de carrizales cubiertos por brumas y nieblas otoñales.

Este inexorable cambio de estación,obliga a multitud de aves migratorias a desplazarse hacia el sur. Las aves, viajan buscando climas acordes a sus necesidades, huyendo del frio y buscando lugares donde alimentarse. Comienza una migración que les llevará, atravesando toda Europa hasta las zonas centrales de África y el Sahel.

En meses posteriores serán las aves del norte de Europa las que poco a poco llegaran a la península y Las Tablas de Daimiel, para utilizarlas como lugar de parada e invernada, quedándose con nosotros durante todo el invierno hasta la llegada de la primavera. Es en estos días cuando es posible observar, prismático en mano, multitud de especies de la familia de los limícolas como las Agujas Colinegras, Avocetas, Cigüeñuelas, Archibebes y un sin fin de aves viajeras. En lugares con media profundidad son las Garzas Reales, las Cigüeñas y Garcetas comunes las que se alimentan de los cangrejos y peces al igual que los Cormoranes.

Aves que en definitiva utilizan el Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel para descansar, repostar, coger fuerzas para continuar su viaje hacia África. Es por esto que las Tablas son Zona de especial protección para las aves a nivel Europeo (Zona ZEPA).

De todas las aves las Anátidas son las más numerosas en el humedal, patos como el Porrón Común, el Pato Colorado, o las pequeñas Cercetas comunes,Ánades reales o Ánsares Comunes, las numerosas Fochas comunes. Son algunas de las especies habituales en Daimiel. Aunque también es posible observar con suerte, a la Cerceta Pardilla, La Malvasía, el escaso Morito y rapaces como el Águila Pescadora, el Aguilucho Lagunero o el pequeño Esmerejón.

La especie más llamativa y que seguramente captara nuestra atención si visitamos en otoño las tablas, es la Grulla Común, por numero de individuos (que puede llegar a alcanzar los 5.000 ejemplares), por su tamaño con un metro diez de altura, y especialmente por el sonido que emiten durante todo el día llamado “Trompeteo”.

Un sonido, que se hace más audible al final de la tarde, cuando llegan estos numerosos bandos de aves a las tablas, especialmente en las orillas del Guadiana donde tienen su dormidero, haciendo del atardecer otoñal un momento inolvidable en estas Tablas de Daimiel.

Galería de imágenes otoñales:
































martes, 13 de agosto de 2019

El Museo Etnográfico de Villarrubia de los Ojos muestra la belleza del entorno paisajístico de Las Tablas de Daimiel y los Ojos del Guadiana


La Sala de Audiovisuales del Museo Etnográfico San Isidro de Villarrubia de los Ojos (Ciudad Real) acoge hasta el 31 de agosto la Exposición-Proyección “En un lugar de La Tierra… entre llanura, ojos, tablas y sierra”, una muestra del conjunto paisajístico, natural e histórico-cultural de los parajes y el entorno de Las Tablas de Daimiel y los Ojos del Guadiana.

Un ejemplo del trabajo que viene realizando durante años el villarrubiero y Licenciado en Historia y Geografía David García Urda, a través del proyecto “Paraísos Manchegos”, quien ha estudiado y filmado, junto con otro experto de la naturaleza salvaje de estas tierras, Conce Sepúlveda, diferentes especies de fauna y flora , algunas de las cuales resultan aún muy desconocidas por el gran público.

Esta actividad, que organizan en colaboración con el Ayuntamiento de la localidad, pretende dar a conocer el patrimonio y el potencial paisajístico y ecológico del que goza el entorno más próximo a Villarrubia de los Ojos, como son los humedales manchegos del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel o los Ojos del Guadiana. Todo ello a través de imágenes, pósters didácticos y la proyección de 500 videos que suman unas 24 horas de duración sobre la historia y la geografía de la localidad manchega.

Además de la porción de la llamada Llanura Manchega, la más extensa de la península y que comparten los municipios de Villarrubia de los Ojos y Daimiel, esta proyección muestra otras zonas de alto valor geográfico como la Sierra de la Virgen, localizada en los municipios de Villarrubia de los Ojos y Fuente el Fresno, ubicada dentro de los Montes de Toledo.

El alcalde, Miguel Ángel Famoso, quien ha visitado recientemente esta muestra junto al concejal de Turismo, Luis Amancio Párraga, se muestra muy satisfecho del trabajo realizado por David García Urda, gracias al cual se dan a conocer muchos e interesantes aspectos de la vida natural de nuestros ecosistemas que de otra manera pasarían inadvertidos.

Por su parte, Luis Amancio Párraga considera que esta es una oportunidad única para fomentar el conocimiento del mundo natural y del entorno rural del municipio y a su vez, dar a conocer a las personas que se acercan a visitarnos todo el potencial turístico y ecológico de nuestra tierra.

Es por ello que, animan a la ciudadanía a acercarse hasta el Museo Etnográfico para contemplar y descubrir los secretos de estos singulares escenarios que rodean a Villarrubia de los Ojos, y que a su vez son algunos de los parajes de mayor belleza, contraste, biodiversidad y legado patrimonial de las tierras quijotescas.

Fuente: https://www.miciudadreal.es/2019/08/13/el-museo-etnografico-de-villarrubia-de-los-ojos-muestra-la-belleza-del-entorno-paisajistico-de-las-tablas-de-daimiel-y-los-ojos-del-guadiana/

jueves, 18 de julio de 2019

27 de Julio XXIII Festival Nacional de Folklore Ciudad de Daimiel

Será la noche del 27 de julio de 2019 a las 22:00 horas, media hora antes que en años anteriores, cuando la Plaza de España de Daimiel se llene de patrimonio, tradición, cultura y folklore. La veintitrés edición del Festival Nacional de Folklore “Ciudad de Daimiel” se puso en marcha hace muchos meses y en unos días será una realidad. 
En esta nueva edición participarán el Grupo Folklórico “MANANTIAL DEL VINO” de Tomelloso (Ciudad Real), la Asociación Folklórica “LA BESANA” de San Vicente de Alcántara (Badajoz), la Asociación de Danzas de VILLALBILLA DE BURGOS (Burgos) y la Asociación Folklórica “VIRGEN DE LAS CRUCES” en calidad de organizadora del evento.
Previo al festival, a las 21,00 horas aproximadamente, los cuatro grupos llevarán a cabo un pasacalles desde la estación de autobuses que los dirigirá hasta el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Daimiel, donde serán recibidos por las autoridades locales para proceder a un intercambio de recuerdos y agradecimientos, siendo el recorrido de dicho pasacalles la Calle Jesús, Parterre y Calle Virgen de las Cruces.
Desde Tomelloso, ciudad de vino y bombos salpicados entre cepas, llegará el Grupo Folklórico “MANANTIAL DEL VINO”. Con una larga trayectoria que comenzó en el año 1983, y siendo uno de los grupos fundadores de la Federación Castellano Manchega de Asociaciones de Folklore, destaca de esta singular agrupación su vestimenta que se basa en el espíritu trabajador de los hombres y mujeres de este lugar de La Mancha, haciendo especial referencia a los trajes de faena, el ropaje diario y casi exclusivo de muchos tomelloseros y tomelloseras durante gran parte de su vida. Son ropas resistentes pero lo suficientemente elásticas para permitir realizar el duro esfuerzo físico en los trabajos del campo. Un vestuario pensado para que perdure en el tiempo.      
En su ya desarrollada trayectoria, Manantial del Vino, ha trabajado por mantener el folklore de la Mancha, además de pasear con orgullo el nombre de Tomelloso a través de su participación en distintos festivales y eventos por todo el territorio nacional e internacional.


Organizan anualmente un Festival Internacional en la ciudad de Tomelloso al que acuden grupos de referencia del panorama nacional e internacional. El lugar elegido para el desarrollo de este evento es la Plaza de Toros y este año se celebrará el día 17 de agosto de 2019, día en que la Asociación Folklórica Virgen de las Cruces participará y llevará sus canciones más daimieleñas hasta uno de los mayores viñedos de la Mancha.
            Desde San Vicente de Alcántara en Badajoz devolverá la visita a la Asociación Folklórica Virgen de las Cruces la Asociación de Coros y Danzas “LA BESANA”. 


            “Besana” significa primer surco que se abre cuando se empieza a arar un campo. El nombre de esta Asociación los identifica perfectamente ya que esa es su principal labor en el mundo que nos atañe, folklóricamente hablando. Poco a poco van enraizando y labrando un futuro prometedor para el folklore de San Vicente de Alcántara y de Extremadura en general, con su buen hacer y con el mimo con el que tratan el importante patrimonio que han heredado de sus mayores.
            En el programa de televisión “La Faltriquera” que mensualmente realiza la Asociación Folklórica Virgen de las Cruces junto a Daimiel Televisión y que está disponible en la página de Youtube de nuestra Asociación https://www.youtube.com/channel/UCyWaMcBq0mOHvCbjA8uAg5Q pueden conocer visualmente el trabajo, indumentaria y el desarrollo del X Festival de Folklore Sanvicenteño en el que los componentes de la Asociación daimieleña tuvieron el gusto de participar el pasado día 26 de enero de 2019.
Unidos a la Federación Extremeña de Folklore, llama la atención su indumentaria en la que representan los trajes más característicos de su comunidad autónoma. San Vicente de Alcántara cambió de distrito de Cáceres a Badajoz hace relativamente pocos años y por ello guardan mucha influencia de la indumentaria cacereña. Destaca el traje de campuzo cacereño, el de Montehermoso (Badajoz) popularizado por las pinturas de Soroya y el traje de Don Benito o traje de Badajoz.
En la Besana no sólo presumen de indumentaria, también lo hacen de contar con un repertorio muy amplio en el que con sumo cuidado custodian el “Fandango de San Vicente” que es la pieza más conocida del folklore de San Vicente de Alcántara.
La Asociación de Coros y Danzas “La Besana” sin lugar a dudas con su actuación, levantará de sus asientos al público asistente a esta veintitrés edición del Festival Nacional “Ciudad de Daimiel”
La tercera Asociación que nos acompañará, será la Asociación de Danzas de Villalbilla de Burgos que fue creada en el año 1992 por iniciativa del APA del colegio de esta localidad que decide incluir el Folclore Castellano como actividad extraescolar y de esta forma fomentar la cultura tradicional, castellana en general y burgalesa en particular entre los escolares.
La asociación hace un recorrido por el folklore castellano, con especial incidencia en el folklore burgalés, que es uno de los más ricos del país.
            El grupo participa en Festivales, Fiestas Patronales, Misas Castellanas, Romerías, Bodas y amenizan momentos importantes con el folklore castellano. 


Los componentes de la escuela Infantil y Juvenil aseguran el futuro del Grupo y cabe destacar su participación en las muestras de folclore burgalés organizadas por la Diputación de Burgos y en los festivales benéficos de UNICEF y Síndrome de Down, en el que en este último no solamente quieren darle visibilidad al folklore sino a la responsabilidad social a las personas con discapacidad. Anualmente organizan el Festival Infantil de la Asociación en Villalbilla de Burgos con la participación de diversos grupos de la provincia.
            Todos los años con motivo de los Sagrados Corazones, festividad que se desarrolla en junio celebran el Festival de Folklore “Los Corazones” en el que invitan a otros grupos de danzas con el fin de difundir su folclore. 
Además organiza el Festival de Verano, donde llevará este año su repertorio manchego y daimieleño la Asociación Folklórica Virgen de las Cruces el día 10 de agosto de 2019, así como un Festival de Navidad.
El punto y final de este Festival lo pondrá la Asociación Folklórica “Virgen de las Cruces”, que sobre el escenario nos dejarán piezas como el fandango “rajeao o rasgueao” de Daimiel, la jota de romería de Manzanares, la rondeña de Navalcán y su aplaudida jota vieja de Daimiel. 


Muchos años han pasado desde que esta Asociación diera sus primeros pasos y se ha ido reinventando con el paso del tiempo con el fin de ocupar un hueco entre la sociedad daimieleña.
El tener decenas de actividades durante todo el año no cesa en su empeño de seguir apostando por el rescate de tradiciones y por transmitir el rico legado folklórico que tiene nuestra ciudad promocionando, un año más, su Escuela Local de Folklore incluyendo en la misma nuevas actividades que permitan traer a nuestros días antiguos oficios ya casi desaparecidos como pueden ser el trabajo del esparto y las elaboraciones de indumentaria tradicionales. Otras actuaciones repartidas en el calendario mensual son las que tienen por delante en las semanas venideras, como la que harán junto a los más mayores en la Residencia Virgen de las Cruces a finales de julio en el día de San Joaquín y Santa Ana, los bailes en honor a San Roque a mediados de agosto así como a la Virgen de las Cruces en su Santuario el próximo día 8 de septiembre en horario de tarde. 
Este año 2019 es muy importante para la Asociación Folklórica Virgen de las Cruces ya que se ha propuesto un gran reto junto a la Federación Castellano Manchega de Asociaciones de Folklore y es la organización de las XXII Jornadas Regionales de Folklore de Castilla La Mancha. En estas jornadas se dan cita grupos de toda la geografía castellano manchega e incluso de otras comunidades autónomas durante todo un fin de semana, concretamente los días 8, 9 y 10 de noviembre, donde Daimiel respirará folklore por todos sus poros. El patrimonio de Daimiel será junto con nuestro folklore manchego un escaparate para toda la región. En la jornada del sábado los asistentes se formarán en diferentes cursos ofertados por la Federación de Folklore y el grupo anfitrión mostrará y enseñará a los asistentes una de las piezas claves del muestrario daimieleño para que una vez aprendida, sea incluida en el repertorio del resto de grupos, evitando de esta forma la desaparición de la misma.


Al finalizar la jornada de aprendizaje y convivencia del sábado, llegará el día de la gran Gala de Clausura el domingo día 10 de noviembre, donde a partir de las 12,00 horas de la mañana tendrá lugar en el Teatro Ayala la entrega de insignias de oro por parte de la Federación para posteriormente poder ver un gran espectáculo  de música, baile e indumentaria con parejas de todos los grupos participantes federados. Será un acto gratuito y difícilmente repetible en nuestra localidad, con lo que invitamos a todos a no perder esta oportunidad.
Pero antes quedan más que invitados a otro gran Festival, al Festival Nacional Ciudad de Daimiel, que este año adelanta media hora su comienzo respecto a otros años, empezando a las 22´00 horas de la noche del 27 de julio en la Plaza de España de Daimiel. 

Asociación Folklórica Virgen de las Cruces de Daimiel


FUENTE https://www.daimielaldia.com/2019/07/17/xxiii-festival-nacional-de-folklore-ciudad-de-daimiel/

domingo, 14 de julio de 2019

Del 18 de Julio al 15 de Agosto Exposición 'Miguel Fisac, Mirada' en el Centro del Agua de Daimiel


Difundir la obra del arquitecto Miguel Fisac (Daimiel, 29 de septiembre de 1913-Madrid, 12 de mayo de 2006) ese es el objetivo de la exposición "Miguel Fisac. La exposición plantea una presentación gráfica y fotográfica, sencilla, en una mirada, de la obra fundamental de Fisac, haciendo especial hincapié en el antiguo Instituto Laboral (Centro del Agua). 

La exposición esta dividida en cuatro bloques temáticos: Equipamiento; Espacio religioso; Investigación e industria; Vivienda y urbanismo.

En cada uno de los apartados, hay una selección de sus obras más significativas, imágenes, planos (en cada apartado se incluyen planos de alguno de los proyectos) y fotografías originales e impresas. La exposición se completa con una maqueta del Instituto Laboral de Daimiel, actual Centro del Agua, y dos asientos diseñados por Miguel Fisac.

"Miguel Fisac. Mirada"de la Fundación Miguel Fisac, del Colegio de Arquitectos de Ciudad Real. En la sala de exposiciones temporales del Centro del Agua, dónde permanecerá abierta del 18 de julio al 15 de agosto de 2019.


HORARIO DE VISITA:
Del 18 de julio al 15 de agosto de 2019
Martes a Sábados: de 10.00h a 14.00h Domingos y Festivos: de 11.30h a 14.00h Cerrado: primeros domingos de mes

lunes, 24 de junio de 2019

Con la mirada en Las Tablas de Daimiel


Más de 4,6 millones de personas han visitado Las Tablas desde su declaración como parque nacional en 1973 hasta diciembre de 2018.

Las administraciones trabajan desde hace años en el fomento del turismo como motor económico y de empleo, aunque ha sido esta última legislatura cuando se ha puesto un mayor énfasis en el reto de incrementar el porcentaje que representa este sector en el global del Producto Interior Bruto (PIB). 

Partidas presupuestarias más elevadas, proyectos ambiciosos y una apuesta por la calidad escenifican la revolución turística iniciada en la provincia. Hay territorios, con escasos recursos, en los que han tenido que tirar de imaginación para subirse a esta ola;otros, como Daimiel y Villarrubia de los Ojos, tienen una joya en forma de humedal sobre la que han planificado su estrategia.

Las Tablas de Daimiel, declarada parque nacional el 28 de junio de 1973, es un humedal prácticamente único en Europa, último representante del ecosistema denominado tablas fluviales, antaño característico de la llanura central de la Península Ibérica. Fue a partir de 1980, con la inauguración de sus populares pasarelas y la apertura de la primera oficina de turismo, cuando comenzó a recibir una mayor afluencia de visitantes. Desde entonces y hasta el 31 de diciembre de 2018, un total de 4.682.444 personas han visitado este espacio protegido, lo que representa una media anual de 120.623 visitantes.

El director de Las Tablas de Daimiel, Carlos Ruiz de la Hermosa, asegura que «el reto no es incrementar el número de visitas, sino conseguir que el visitante tenga un perfil más naturalista y pase más tiempo en el entorno, contribuyendo a crear riqueza». Recuerda que el parque nacional es «pequeño» y que el objetivo sería «mantener la cifra media de unos 180.000 visitantes de los últimos cinco años». El récord se produjo en 2010 con cerca de 400.000 personas, justo un año después del triste episodio de los incendios de turbas. La dirección del parque habilitó cuatro senderos, abrió un segundo centro de visitantes en el Molino de Molemocho e inauguró un punto de venta de artesanía, productos agroalimentarios y merchandising en diciembre de 2015.

Para evitar que el turista de Las Tablas se marche directamente a la vecina localidad de Almagro tras la visita al parque nacional, el Ayuntamiento daimieleño y los empresarios de la localidad llevan años trabajando para diversificar la oferta turística y ofrecer un servicio de calidad, con el fin de que estas personas entren a comer y comprar a la ciudad e, incluso, pernocten en alguno de sus establecimientos hosteleros. Ylo han hecho, en la mayoría de los casos, aprovechando las subvenciones para las áreas de influencia socioeconómica de los parques nacionales que cada año convoca el Organismo Autónomo Parques Nacionales (OAPN).

Ruiz de la Hermosa apunta, por ejemplo, a las ayudas concedidas para el desarrollo del proyecto integral en el entorno de la laguna de Navaseca, entre las que se encuentra una partida de más de 200.000 euros para la construcción de una balsa de tormentas; para el yacimiento arqueológico de la Motilla del Azuer, que desde su apertura en 2014 ha recibido 38.115 visitantes; e incluso para la primera fase de las obras de restauración de la Venta de Borondo. Este inmueble quijotesco, declarado Bien de Interés Cultural (BIC), es una de las asignaturas pendientes de cara al futuro, ya que posee un enorme potencial turístico.

empresarios. «Si echamos la vista atrás unos años, hemos mejorado bastante». Jesús Pozuelo, presidente de la Asociación Turística Tablas de Daimiel, mira al futuro con optimismo y vincula el éxito del sector a «una apuesta decidida por la calidad». Destaca, en este sentido, el esfuerzo realizado por los establecimientos hosteleros para ofrecer al visitante «una oferta de restauración de calidad», en el marco del Sistema Integral de Calidad Turística en Destino. Desde la Oficina de Turismo confirman que una docena de empresas de la localidad cuentan ya con el sello Sicted, un distintivo al que aspiran nuevos negocios en este 2019.

El objetivo, explica Pozuelo, es que el visitante de Las Tablas pase después a la ciudad a comer o hacer compras, para lo que se instalarán vallas de promoción y se embellecerá el acceso a la localidad desde el parque nacional. «Calidad y promoción», insiste el presidente de la Asociación Turística Tablas de Daimiel, que hace hincapié en que las pernoctaciones, aprovechando los nuevos reclamos turísticos del municipio, es otro de los retos a medio plazo. Actualmente existen plazas de alojamiento «suficientes», 270 camas (más algunas supletorias) repartidas en cuatro hoteles, de tres y dos estrellas, un hotel rural, un hostal y tres casas rurales. Sólo existen algún problema puntual en los puentes oSemana Santa.

Hay además dos empresas de ecoturismo que organizan visitas al Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel y la laguna de Navaseca, mientras que el Ayuntamiento gestiona directamente la Motilla del Azuer. En este sentido, Jesús Pozuelo demanda «un estudio de capacidad de carga de visitantes» para este yacimiento arqueológico, «para una mejor gestión» de este recurso turístico en auge.

Las Tablas son la joya de la corona de Daimiel y comarca. Todo los recursos giran en torno a este espacio natural. Y de eso, también es consciente el Ayuntamiento, pues «solo el hecho del nombre de Daimiel contribuye a la divulgación y conocimiento de nuestro municipio», comenta su alcalde, Leopoldo Sierra. A partir de ahí, empiezan a fluir actividades relacionadas con este ecosistema. 

Sucede con las empresas de turismo activo con visitas guiadas al humedal y otras tantas actividades. Sin embargo, el Consistorio daimieleño considera necesarias otras acciones que favorezcan que el visitante entre a la propia localidad. Y con ese reto encima de la mesa, el equipo de Gobierno trabajará en la renovación del Centro de Interpretación del Agua para hacerlo «más atractivo al visitante» y posibilitará la accesibilidad en la Motilla del Azuer para quienes por razones físicas no pueden desplazarse hasta la fortificación de la Edad del Bronce. El objetivo, «persuadir al turista a entrar en la localidad y hacer uso de sus servicios, ya sean hoteles, restaurantes y otra prestaciones relacionadas en este sentido con el sector». Todo ello, sin olvidar otras acciones ya emprendidas como la Laguna de Navaseca o la Venta de Borondo, «donde hemos dispuesto los medios de los que disponíamos para contribuir a su conservación».

Las Tablas siempre han estado ahí. «Regalándonos un ecosistema excepcional y único en Europa» al igual que lo es La Motilla del Azuer como yacimiento arqueológico. El Consistorio, dentro de sus competencias, ha perseguido apostar por el turismo rural e impulsar proyectos al objeto de establecer nuevas herramientas que permitan diversificar la economía en el medio rural. Fiel reflejo de ello, ha sido la implantación en el último año del sello Sicted en establecimientos y servicios de la localidad, pues «siendo conscientes del despertar del turismo rural queremos seguir apostando en dos términos: calidad y nuevas herramientas como permitir una visita virtual a la Motilla del Azuer desde el Museo Comarcal».

Diferentes iniciativas que hacen de la Marca Daimiel un referente a otros niveles. Así sucedió, recuerda Sierra, con el Congreso de Ecoturismo del que salió la ‘Declaración Daimiel’ sobre ecoturismo y con los dos congresos internacionales de musealización y puesta en valor del patrimonio cultural Leagatum 2.0, pues «también es importante conjugar racionalmente la oferta y demanda de nuestra riqueza cultural y natural si queremos que el turismo funcione e impulse la economía de la zona». Y todo ello, con la mira puesta en Las Tablas.

Experiencias de Viajeros