El parque  ::   La visita  ::   Visitas guiadas  ::   Actividades  ::   Alojamientos

viernes, 30 de marzo de 2012

El buen estado del Parque Nacional augura una maravillosa primavera


El Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel afronta la primavera con buenas expectativas, sus 1.450 Hectáreas inundadas (75% superficie), suponen todo recurso para la fauna y flora que encierra y alberga.

Sapillo Pintojo
En las Tablas de Daimiel, los días se van alargando, el sol ilumina y calienta con más fuerza, aunque debido al clima mediterráneo continental que reina en esta región Castellano Manchega, las noches aun son frías y con posibles heladas hasta mediados de Abril.

A pesar de las escasas lluvias de este año, las tablas se encuentren en una situación hídrica fantástica, siendo una primavera inmejorable para visitarlas y disfrutar de la riqueza natural del Parque Nacional.

Aguila Pescadora
En estas fechas, son muchas las flores y arbustos que empiezan a hinchar sus yemas para empezar a brotar poco a poco dando colorido a nuestros campos. Si bien las plantas del humedal aun conservan los colores ocres del otoño hasta bien avanzada la estación, que es cuando se desarrollan los nuevos brotes de Carrizo, la Enea, y la Masiega que cambian totalmente el colorido del humedal con tonos verdosos y amarillos.

Con la subida gradual de las temperaturas, resuenan en todas partes el canto de la Rana común y el Sapillo pintojo especialmente al atardecer. Después del letargo invernal son relativamente fácil de ver al Galápago Europeo y la Culebra de agua nadando entre las praderas de algas acuáticas de las zonas centrales del humedal.

En estas primeras semanas de primavera, son muchas las aves que empiezan a llegar a la península de su viaje transahariano, mientras que las aves invernantes han partido ya hacia los países de destino en Europa del Norte.

Cerceta Carretona
Quizás sea la golondrina el ave que mejor indica este paso migratorio, siendo mensajera de la primavera, pero son muchas las aves que llegan a la península haciendo escala en los humedales para a descansar y continuar su periplo mucho más al norte. La buena situación hídrica de las Tablas de Daimiel, hace que sea este año un año excepcional para la observación de estos pasos migratorios y la cría de la fauna del parque.

Entre otras especies, se pueden observar en los cañaverales destacan; el Carricerín Real, el bigotudo, currucas y mosquiteros. En las superficies inundadas, la Cerceta carretona, la escasa Malvasia e infinidad de grupos de Patos Colorados, Porrones, Pato Cuchara, Ánade Friso y grupos de fochas que ya marcan sus territorios de cría.

Sobrevolando el humedal se pueden ver numerosos bandos viajeros de limícolas, formados por diferentes especies como el Combatiente, Cigüeñuelas, Avocetas, Archibebes, Correlimos y Aguja Colinegra entre otras especies.

Carricerín Real
Y mas avanzada la primavera, llegan grandes aves como las Garzas imperiales, Garcillas cangrejeras, el Avetorillo,  el escaso y raro Morito, entre las especies más escasas.

El Aguilucho Lagunero es una rapaz habitual en las Tablas de Daimiel, otras rapaces que también se pueden observar en este humedal son, el Halcón Peregrino, o el Águila Pescadora como ave en paso migratorio y el Cernícalo Primilla muy abundante en los cultivos y campos del entorno. Otras especies relevantes por el numero de ejemplares en paso migratorio son el Milano Negro, o el Halcón Abejero.

Fuente: ECODESTINOS (c) Todos los derechos reservados. Fotos: Wikipedia

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Experiencias de Viajeros