miércoles, 4 de abril de 2018

Más de 15.600 personas visitaron las Tablas esta Semana Santa, una de las mejores de la década



La inesperada recuperación del humedal por las lluvias de marzo ha hecho aflorar el interés por el parque nacional que ha sido constante y bien repartido entre los siete días, según destaca el director Carlos Ruiz de la Hermosa. Las perspectivas son excelentes esta primavera

Las Tablas de Daimiel han cerrado la tercera mejor Semana Santa de la década en volumen de visitantes, algo impensable hace apenas un mes. Los datos oficiales facilitados por el parque nacional hablan por sí solos: 15.666 personas han pasado por el humedal entre el lunes 26 de marzo y el domingo 1 de abril, la tercera mejor marca de una década con el récord histórico de la Semana Santa de 2010, cuando el agua inundó hasta las pasarelas tras el incendio de turberas del año anterior, entonces 73.592 personas visitaron el parque en esos siete días. Tras ese hito el interés empezó a decaer con repuntes puntuales como en 2015 (algo más de 16.000), bajó en 2016 y 2017 (en torno a 13.000) y ha aumentado este año.
 
Nada de avalanchas, pero muchas visitas



El público ha aflorado por el humedal casi al mismo tiempo que el agua, que ha doblado la superficie encharcada en poco más de un mes. Eso y que las lluvias han dado una esperada tregua estos días han contribuido a redondear una buena Semana Santa, “de las mejores”, aporta el director del parque Carlos Ruiz de la Hermosa, que hace hincapié en el hecho de que los visitantes han acudido de forma constante y bien repartida a lo largo de toda la semana, “no ha habido grandes avalanchas concentradas en los días festivos, hemos tenido una afluencia diaria muy buena, algo que no nos ha pasado en otras ocasiones”.

Ruiz de la Hermosa se refiere a situaciones como la de 2010 cuando en un solo día, el de Viernes Santo, se juntaron en el parque 23.500 personas. Este año los cuatro días principales ha habido en torno a tres mil visitantes, y entre mil quinientas y dos mil los restantes.

Desde Destinos Manchegos, una de las empresa que gestiona visitas guiadas, también hablan de una buena Semana Santa, mejor de lo que habían previsto. “Lo bueno es que el interés se mantiene en esta semana tanto para venir a las Tablas como a Cabañeros, esperamos una buena primavera”, confirma Jesús Pozuelo, director comercial de la empresa.

Mil hectáreas y el Guadiana aportando
Con el Guadiana aportando agua al parque desde finales de enero y mil hectáreas encharcas, se espera una buena primavera, uno de los mejores momentos del año para disfrutar del humedal, tanto por temperatura como por espectáculo del agua y las aves.

“Las Tablas son una maravilla pero hay que saber visitarlas. Hay que elegir bien la hora, primeras del día o al atardecer, y venir provistos al menos de prismáticos para rentabilizar al máximo la visita”, recomienda Pozuelo.

Las visitas guiadas en vehículo autorizado que oferta Destinos Manchegos es sólo una de las maneras de hacerlo (se pueden acceder a partes del parque cerradas al público), pero se puede ir por libre a pie, con otras empresas o con un guía oficial del parque. También es instructiva la visita al Molino de Molemocho, restauración de uno de los muchos que jalonaron el río Guadiana  a lo largo de la historia.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Experiencias de Viajeros