sábado, 17 de abril de 2021

El aumento de jabalíes amenaza la biodiversidad de las Tablas de Daimiel


 
 
El aumento de la población de jabalíes amenaza el éxito reproductivo de las aves acuáticas del Parque Nacional de las Tablas de Daimiel y de otros humedales de la cuenca alta del Guadiana.

Esta es la principal conclusión de un estudio científico, liderada por la Universidad Complutense de Madrid y hecho en colaboración con científicos del Instituto de Investigación de Recursos Cinegéticos (IREC), centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, de la Universidad de Castilla-La Mancha y de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

El estudio, publicado en la revista Ecological Indicators, señala que el incremento de jabalíes que se está produciendo en casi el 80% de los humedales afecta también a la población del conejo silvestre, que es una presa clave para muchos depredadores amenazados, como el águila real.

La "mancha húmeda" de la cuenca del Guadiana es una Reserva de la Biosfera que conforma el principal complejo de humedales interiores del suroeste de Europa, un conjunto de ecosistemas acuáticos que se caracteriza por su elevada biodiversidad.

"Es un hábitat con una superficie restringida, por lo que cualquier alteración en su ecosistema afecta a la superficie total", explica Javier Viñuela, investigador del IREC y coautor del estudio.

Por sus características, estas regiones son áreas muy vulnerables que pueden verse afectadas de forma permanente.

De hecho, en el último siglo se ha perdido más de la mitad de los humedales naturales del mundo, lo que ha perjudicado especialmente a una amplia gama de aves típicas de esos hábitats.

"El aumento de la depredación de los nidos es una causa adicional importante en la disminución de las poblaciones de aves. En este contexto, el jabalí se considera una especie clave y tendría un alto potencial para influir en la fauna asociada", subraya José Ángel Barasona, del Centro VISAVET de la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

La investigación muestra que el jabalí, gracias a sus características (mamífero omnívoro, prolífico y muy adaptable), se está expandiendo en los veintiséis humedales analizados, sobre todo en el Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, donde su impacto está llegando a "niveles insostenibles", advierten los autores.

La protección de ciertos entornos y especialmente la ausencia de caza favorecen la proliferación del jabalí, lo que tiene un efecto cascada sobre el conjunto del ecosistema.

"Su abundancia condiciona la productividad de toda la comunidad de aves acuáticas que se reproducen en las orillas o en islas de las lagunas, ya que los nidos son destruidos por él", añade Christian Gortazar, investigador del IREC.

A la vista de estos datos, los investigadores proponen mejorar la gestión y el seguimiento de las poblaciones de jabalí a largo plazo con ayuda de indicadores poblacionales.

"Un buen indicador de la población del jabalí es el índice de estimación de la abundancia del jabalí (FBII). Un valor superior a 0,2 indica una tasa elevada que reduce ‘seriamente’ la abundancia de conejos y la productividad de las aves acuáticas. Otras medidas incluyen la gestión del hábitat y la protección de las zonas de nidificación de las aves afectadas", concluye Viñuela.

sábado, 10 de abril de 2021

Las Tablas de Daimiel acogerán un proceso de cría en cautividad de la cerceta pardilla


Suelta Cerceta Pardilla Tablas de Daimiel

El consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, ha procedido hoy desde el centro de interpretación de la Laguna La Veguilla, en el complejo lagunas de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), a la suelta de 20 ejemplares de cerceta pardilla como continuación de los trabajos de recuperación de esta especie en la región.

El consejero ha explicado que, tras la suelta el año pasado de los primeros ejemplares procedentes de la cría en cautividad, “realizada con éxito, pues se ha conseguido integrar la especie en los humedales próximos”, este año se contará con esta primera reintroducción de 20 ejemplares (mitad hembras y machos) que será reforzada con otra suelta de similar cantidad en las próximas semanas. La suelta de este jueves se ha realizado desde un jaulón pre-suelta en el que los ejemplares llevaban aclimatándose aproximadamente diez días.

Escudero ha recordado que los trabajos de reintroducción de esta especie en Castilla-La Mancha se llevan a cabo en colaboración con la Comunidad Valenciana de cuyo centro de cría de El Saler proceden estos ejemplares. Unas actuaciones que forman parte de los acuerdos del grupo técnico de trabajo creado en 2019 entre ambas comunidades autónomas y el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico dentro del programa de recuperación de la especie. 

A la suelta han asistido junto al consejero, la alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor; el director general de Biodiversidad, Bosques y Desertificación del Ministerio para la Transición Ecológica, Jorge Luis Marquínez; el director general de Medio Natural y Biodiversidad, Félix Romero; y el delegado provincial de Desarrollo Sostenible en Ciudad Real, Fausto Marín.
 
En este sentido, el consejero ha avanzado que, entre las medidas acordadas en el grupo de trabajo, “esta misma temporada se va a poner en marcha, dentro de las instalaciones del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel, los procesos de cría en cautividad de la cerceta pardilla”. Un acuerdo que ya ha sido ratificado por la Junta de Comunidades y el MITECO en la Comisión Mixta de los Parques Nacionales de Castilla-La Mancha. “Poder contar con una población estable reproductora en Castilla-La Mancha afianzaría la supervivencia de la especie que se encuentra en declive, lo que ocasionó su inclusión en el catálogo nacional de especies amenazadas en peligro de extinción y, desde hace tres años, en peligro crítico en el Libro Rojo de las aves de España”, ha manifestado el consejero, además de ser un indicador biológico del estado de los humedales de la región.

Asimismo, ha indicado que la elección de los humedales de Alcázar de San Juan no es aleatoria. “Las condiciones de tranquilidad de estos humedales que les confiere su declaración como Reserva Natural y como Humedal de Importancia Internacional acogidos al acuerdo RAMSAR, les hace el lugar idóneo para su reproducción de la que se espera tener noticias si no este año, en los próximos”. De esta forma, ha agradecido la implicación del Ayuntamiento en todos los proyectos relacionados con la conservación de los recursos naturales y muy especialmente en éste, “un factor que permite ser aún más optimista en los frutos de este proyecto”.