El parque  ::   La visita  ::   Visitas guiadas  ::   Actividades  ::   Alojamientos

jueves, 5 de enero de 2012

El Acuífero 23 a pocos metros de "llorar" en los Ojos del Guadiana


Ciudad Real, 4 ene (EFE).- El paraje de los Ojos del Guadiana, donde el río volvía a salir a superficie tras un tramo subterráneo, está solamente a 10 metros de volver tener aguas superficiales, que desaparecieron del paisaje en los años 80 del pasado siglo, gracias al aumento de los niveles de las aguas subterráneas.
El aumento de los niveles del acuífero subterráneo que surte de agua al Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel, que ha registrado una subida media de 17 metros en algunos puntos desde 2009, ha hecho posible que el agua esté a 10 metros de volver a la superficie en los Ojos del Guadiana.

Así lo ha destacado hoy el concejal de Agricultura y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Daimiel, Gregorio Díaz del Campo, que ha dicho que en los pozos de captación situados en los Ojos del Guadiana se ha registrado un nuevo máximo histórico al encontrarse el nivel a unos 10 metros aproximadamente de la superficie.

Esta subida representa un aumento de 10 metros en el nivel con respecto al año anterior y de 22 metros respecto al mes de diciembre de 2009, ha explicado Díaz del Campo.

Asimismo, ha informado que el punto más alto en el que se encuentra el agua del acuífero se encuentra en el Molino de Griñón, donde el nivel se queda a únicamente 3,45 metros de la superficie.

Díaz del Campo ha señalado que "se marca así un nuevo máximo en el histórico de datos que se repite en otros puntos de medición en los que también se ha registrado una importante subida".

Tal es el caso del Molino de Molemocho, donde el nivel se encuentra a 5,30 metros o en la laguna de La Albuera donde el agua está a 5,32 metros de la superficie, ha añadido.

Respecto a la pequeña zona que aparecida encharcada en el paraje de Zuacorta en las últimas semanas, lo que no se producía desde principios de los años 80 del pasado siglo, Díaz del Campo ha aclarado que es un hecho excepcional, que se ha debido a la extracción de turbas en la zona y no al aumento de los niveles de las aguas subterráneas.

Según Díaz del Campo, las excavaciones de turba han ocasionado una bajada de nivel del terreno, facilitando así la aparición del agua en ese punto en el que el acuífero se sitúa a aproximadamente 7 metros de profundidad. EFE

Fuentes: Daimiel.es / Abc.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Experiencias de Viajeros