El parque  ::   La visita  ::   Visitas guiadas  ::   Actividades  ::   Alojamientos

martes, 12 de julio de 2011

Las Tablas de Daimiel desde la Torre de Prado Ancho (por A.POLVORINOS)



La propuesta de hoy tiene que ver con las aves y los humedales. Con un hábitat antaño abundante en Castilla-La Mancha y en la actualidad casi desaparecido. Las tablas de Daimiel luchan por salvar y mostrar cómo es el hábitat de “las tablas” fluviales, humedales someros interiores formados por la falta de pendiente en el curso de un río y su consiguiente “desbordamiento”. De dos ríos en este caso, el Guadiana y el Cigüela. 


Existen 4 itinerarios de uso público en el parque nacional de las Tablas de Daimiel (Ciudad Real). Todos identificados con colores. Tres de ellos, a los que ya he ido dedicando diferentes post (rojo, magenta y amarillo) transitan por el centro y sur del parque. Es hora de conocer la mitad norte y para ello es preciso realizar el itinerario azul ¿adonde lleva? A la Torre de Prado Ancho, un observatorio ornitológico elevado sobre el plano horizonte que permite disfrutar de extraordinarias vistas sobre las zonas encharcadas o inundadas (incluso también la entrada de las aguas salobres del Cigüela en las tablas), donde bulle la vida animal en forma de avifauna. Avifauna acuática, por supuesto, incluso con la presencia de flamencos, pero también avifauna esteparia. Si, habéis leído bien, pues la espalda de la torre da vista a cultivos y terrenos áridos en los que campean ortegas, gangas, sisones, alcaravanes, avutardas…
En invierno, la torre de Prado Ancho es buen lugar también para observar las grullas. 



El sendero, como todos los del parque, está perfectamente señalizado y acondicionado. Al comienzo por camino de tierra y después por pasarelas de madera que llevan hasta diferentes observatorios ornitológicos y finalmente a la torre de Prado Ancho. En total 3 kilómetros ida y vuelta de dificultad baja. 



Como siempre, mapa en mano (mapa del parque nacional editado por CNIG y Parques Nacionales), observo con detenimiento el trazado del itinerario e imagino, ante la ausencia de relieves que tapen la vista, las diferentes zonas que esta ruta muestra entre tablas, tablazos e islas (tabla de Redondo, tablas de los chóferes, tablazo, Tabla de Águilas, isla de los Asnos, isla de Algeciras-reserva-, etc.). Después, sobre el terreno, mis expectativas se colman y una vez más regreso a casa con “la cabeza llena de pájaros”…


Fuente: Escrito por: apolvorinos el 12 Jul 2011 - URL Permanente

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Experiencias de Viajeros